Looking for Something?

Vestíbulo y psicomotricidad

Author:
vestibulo-psicomotricidad

Trastornos psicomotores y de lateralidad

La función vestibular

El oído, mediante la parte que llamamos vestíbulo, distribuye informaciones posturales, gravitacionales, propioceptivas y espaciales en el cuerpo y se asegura de que estas hayan llegado a su destino.

De modo que la expresión corporal está íntimamente relacionada con la función vestibular, puesto que el vestíbulo, integrado en el conjunto del sistema auditivo, interviene en el equilibrio y en el control postural, (estimula todos los músculos).

Si hay un paralelismo entre la escucha del oído derecho y del izquierdo se podrá dar una posición correcta de escucha con la columna vertebral derecha y la pelvis en su sitio.

Esta correcta imagen corporal necesita una lateralización bien integrada para lograr una buena habilidad corporal. La lateralidad nos dota de un punto referencial espacio-temporal. Coordenadas básicas de la identidad personal.

La verticalidad es una necesidad para controlar perfectamente el lenguaje oral.

Si la imagen del cuerpo es la consecuencia del lenguaje, mejorando éste se puede remodelar el cuerpo porque nuestra apariencia y postura están regidos por el lenguaje.

Cuando hay distorsión entre la imagen corporal y las facultades objetivas del cuerpo y/o de la mente, la persona encontrará dificultades en su adaptación al mundo y la aceptación de sí misma, no tendrá una conciencia adecuada de su cuerpo y se ubicará mal en el espacio y en las estructuras sociales e incluso tendrá mala coordinación motriz.

Elementos indicativos de una necesidad de reeducación de la escucha

Alteraciones y/o retrasos psicomotores

  • Inmadurez neurológica por amielinización o falta de coordinación interhemisférica (cuerpo calloso) Por ejemplo: prematuros, síndromes de Down?
  • Trastornos o retrasos psicomotores, de equilibrio y coordinación, falta de garbo o torpeza, movimientos innecesarios al hablar o escuchar,...
  • Mala postura

Alteraciones y/o retrasos espacio-temporales.

  • Predominio de lateralidad mixta.
  • Dificultades de organización y planificación.
  • Problemas en la orientación espacio-temporal.

Problemas de ritmo.

La Pedagogía de la Escucha Tomatís y las discapacidades motoras

Los niños con discapacidades motoras a causa de un nacimiento difícil, una parálisis cerebral u otras etiologías, son susceptibles de recibir una neuro-estimulación mediante sesiones de Escucha según el Dr. Tomatís.

A nivel cerebral, es cierto que una situación de anoxia durante el nacimiento o por otras causas produce la muerte de células nerviosas y esto es irreversible, pero no es menos cierto que hay una cantidad considerable de células sanas alrededor de ese foco que se quedan en estado de shock y de lo que se trata es de despertarlas. El cerebro es muy plástico y hemos visto como situaciones cerebrales muy difíciles han tenido una evolución muy favorable.

El oído electrónico de Efecto Tomatís, por la relajación y el dinamismo que aporta, así como por la estimulación que produce, va a despertar algunas de las células en estado de shock.

En casos de atetosis (movimientos sinuosos lentos y convulsivos de los músculos) o de hipertonía por parálisis cerebral, encefalitis, efectos secundarios de los medicamentos, que pueden reducirse o desaparecer durante el sueño, pero empeoran con el estrés emocional, la coordinación mejora debido a la estimulación cerebral que permite un mayor control de la corteza sobre el resto del sistema nervioso. En cuanto a los casos de ataxia, ven mejorado su precario equilibrio por el hecho de que con las sesiones de Escucha Tomatís alcanzamos el oído interno, centro del equilibrio.

Gracias a la ayuda, que la Pedagogía de la Escucha o Audio-Psico-Fonología aporta, a nivel puramente físico, se nota una clara mejoría en general. Vemos al niño ?entrar? en su cuerpo y señorearlo. Sus gestos son más armoniosos, la percepción de su esquema corporal se hace más precisa, su percepción espacial se vuelve más segura.

Los trastornos asociados se modifican en la dirección correcta, obviamente la audición, pero también la visión, es sabido que el nervio óptico es una rama del nervio auditivo, así que el hecho de actuar sobre el nervio auditivo también trabaja sobre el nervio ocular. Incluso se han logrado recuperar estrabismos leves.

La lateralidad toma forma y se fortalece, orientando la elaboración de un lenguaje que se va instalado y estructurando. La estimulación audio-psico-fonológica, según el Dr. Tomatís, desempeña un papel fundamental, insustituible en este campo.

El material sonoro percibido a través del Oído Electrónico (sea filtrado o no) le permite a la persona sentir su cuerpo que antes, en gran parte, le era ajeno: sus sensaciones eran difusas, su control corporal torpe, a veces imposible.

El despertar del nervio auditivo favorecerá que la persona se enderezca para alcanzar la verticalidad: postura que prepara la verbalización, que es la última etapa de la humanización.

Recordemos que para el Dr. A. A. Tomatís:

"La trilogía humanizadora la integran la verticalidad, el lenguaje y la lateralidad". A. A. Tomatís

ZaragozaTomatís®

Bienvenidos a ZaragozaTomatís®
Gabinete Pedagógico de la Escucha según el Dr. A. A. Tomatís. Somos el Primer Centro Oficial en Zaragoza Certificado por AltomTomatís® (Asociación Profesional Española de Alumnos del Dr. A. A. Tomatís) y por la FIAPE® (Federación Internacional de Audio-Psico-Fonología y Pedagogía de la Escucha)

RTVE - Para todos la 2

Entradas

portada Qué es Tomatís

En el campo del proceso auditivo, la escucha y el desarrollo del lenguaje, la Pedagogía de la Escuc...

Categorías

Archivos

Síguenos en Google+

Uso de cookies

Este sitio web, ZaragozaTomatís®, utiliza cookies propias y de terceros para facilitar la navegación al usuario. De acuerdo con las leyes vigentes, si continua navegando, entendemos que está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies.
Para más información haga clic en el siguiente enlace más información sobre las cookies